¿Cómo participar en subastas judiciales y concursales?

Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on facebook
Share on twitter
subastas judiciales
Si quieres participar en una subasta judicial pero tienes algunas dudas, te hemos preparado este artículo dónde encontraras todo lo que necesitas saber sobre las subastas judiciales y los consejos para participar en ellas.

La historia de una empresa puede estar marcada por fases muy diferentes; algunas prósperas, otras más delicadas. A veces, una empresa puede experimentar una desaceleración significativa o una interrupción repentina de la actividad. Esto, por supuesto, tiene consecuencias financieras, que pueden acabar en subastas judiciales.

Cuando una empresa se encuentra en una situación de insolvencia, lo que significa que no puede hacer frente a los pagos que adeuda, entra en lo que se llama un concurso de acreedores, que abarca varias situaciones:

  • Suspensión de pagos: Ésta es la primera fase por la que pasan las empresas cuando se encuentran en una situación de iliquidez para intentar volver a una situación “normal”. Es un procedimiento judicial cuyo objetivo es que el deudor y los acreedores, lleguen a un acuerdo sobre el modo en el que se pagará. En este caso, la empresa tiene aún suficientes activos para pagar sus deudas, pero éstos no son suficientemente líquidos. A diferencia de la quiebra, la suspensión de pagos está considerada como temporal. Si la sociedad, a pesar de este procedimiento, no puede afrontar sus deudas, deberá declararse en quiebra, y por lo tanto, empezar una liquidación concursal.
  • La liquidación concursal es el proceso jurídico y contable por el cual una empresa llega a su fin y debe redistribuir sus activos. La venta de estos activos de la empresa es lo que permitirá liberar fondos para pagar a los acreedores. El control de su gestión se confía entonces a un administrador concursal cuya misión será tratar de sacar el máximo dinero posible de la venta de los activos de la empresa para pagar sus deudas.

El administrador tiene varias opciones para vender estos activos. Una de ellas, son las subastas judiciales.

1. ¿Qué es una subasta judicial?

La subasta judicial, será la última etapa de un concurso de acreedores, y su definición exacta es: “proceso que permite transformar en dinero los bienes hipotecados o embargados, con el fin de que el deudor demandado pueda pagar la deuda reclamada con la cantidad que se obtenga en ella.”

La empresa redistribuye todos sus activos a través de una subasta. Los activos son todo lo que la empresa posee, ya sea tangible o intangible: máquinas, muebles, ordenadores, acciones, pero también un nombre de dominio y patentes. En resumen, es todo lo que la empresa posee lo que constituye su valor.

2. ¿Dónde encontrar subastas judiciales?

Anteriormente las subastas se realizaban en una sala de subastas en los juzgados, eran presenciales y para pujar se tenía que levantar la mano. Sin embargo, en octubre de 2015, el gobierno puso en marcha un sistema único de subastas desde el Portal de Subastas del BOE. La única manera de acceder a subastas judiciales es a través de ese portal.

3. ¿Cómo se desarrollan las subastas judiciales?

Si te interesa participar en una subasta judicial, te contamos como funcionan y qué es lo que vas a encontrar en cada etapa:

A. Inscripción

Si te interesa una subasta judicial, debes registrarte previamente en el portal de la Agencia Estatal del Boletín Oficial del Estado y realizar un depósito.

B. Alta

Un Letrado te dará́ el alta a la nueva subasta a la que has querido participar.

C. Inicio de la Subasta

El bien subastado se publica en el Portal de Subastas del BOE dando la oportunidad a los postores a realizar sus pujas. Todas las subastas admiten pujas durante veinte días naturales desde su apertura. Es importante que sepas, que la subasta no acaba hasta que haya pasado una hora desde la realización de la última puja o postura.

D. Fin de la Subasta

Si La subasta finaliza y ha habido postores, se publica el mejor postor y se le solicita que complete el pago por el artículo ganado. Cuando se gana una subasta electrónica, el mejor postor tiene plazos para completar su pago:

En el caso de que haya ganado una subasta por un mueble tiene un plazo de diez días para completar el pago. Si se trata de un inmueble, tiene cuarenta días.

Es importante que tengas en cuenta que, cuando eres el mejor postor, lo mejor es que no ingreses la diferencia inmediatamente. El Letrado encargado de la subasta te informará cuando empieza el plazo para consignar todo el precio, ya que en el caso de que la puja ganadora sea bastante inferior al valor del bien o mueble, el secretario judicial tiene que dar la posibilidad al acreedor ejecutante y al demandado deudor, de mejorar esta puja.

Si en el plazo acordado no se paga el resto del precio, estamos delante de una “quiebra de subasta”, en este caso, puedes perder la cantidad que habías consignado anteriormente.

4. ¿Quién puede participar en una subasta judicial?

Las subastas son públicas. Cualquier ciudadano interesado que se registre en el Portal de Subastas Electrónicas en el Boletín Oficial del Estado podrá participar en una Subasta Judicial Electrónica.

Salvo supuestos de Justicia Gratuita, para acreditar la participación en una Subasta será necesario consignar el 5% del valor de tasación de los bienes.

Conclusión​

Aunque las subastas judiciales más conocidas sean las de inmuebles, tal y como hemos visto, también hay subastas que comprenden bienes muebles que proceden de quiebras empresariales, éstas pueden contar con todo tipo de objetos, muebles, ordenadores, etc.

Comprar en una subasta judicial puede ser una buena opción para obtener algunos artículos a un precio más asequible. Si te interesa comprar en subasta judiciales, solo tienes que echar un vistazo al BOE y estar alerta para que no te pierdas la fecha en la que se realizan.

En Stocklear, te damos una alternativa a estas subastas, ya que en nuestra web podrás encontrar subastas de lotes de liquidación de stock que se actualizan de manera regular. Las ventajas de participar en ellas:

– Tienes la posibilidad de pujar estando directamente en contacto con el vendedor.

– Los productos están disponibles en varios tamaños, tallas, etc. 

– Nuestro servicio al cliente es muy reactivo y te ayudará con cualquier pregunta

Preguntas/Respuestas

¿Qué son las subastas judiciales?

Las subastas judiciales son uno de los medios que permiten transformar en dinero los bienes hipotecados o embargados, con el fin de que el deudor demandado pueda pagar la deuda reclamada con la cantidad que se obtenga en ella.

¿Dónde encontrar subastas judiciales?

Desde 2015 Las subastas judiciales se hacen exclusivamente online desde el Portal de Subastas del BOE.

¿Cómo participar en una subasta judicial?

Las subastas son públicas, cualquier ciudadano que se registre en su página web puede hacerlo. Solo debes darte de alta, esperar la confirmación, ¡y empezar a pujar cuando la subasta empiece!

Compra lotes de liquidacion de stock de las mejores marcas y retailers.

Los mejores vendedores

Subastas en curso

Categorías populares